30 minutos de ejercicio al día contrarrestan una jornada laboral

30 minutos de ejercicio al día contrarrestan una jornada laboral

La mayoría de las personas adultas pasan una gran parte de sus días inmovilizados detrás de un escritorio sentados por más de ocho horas. Este estilo de vida sedentario no solo afecta la vida social de una persona, sino que puede comprometer seriamente su salud e incluso provocar una muerte prematura. Sin embargo, pasar la mayoría de los días sentado no significa necesariamente estar predestinado a sufrir las consecuencias que pueden desencadenarse. De acuerdo a un estudio en The American Journal of Epidemiology, solo 30 minutos de actividad física al día pueden contrarrestar un día de estar sentado.

Realizar actividad física está vinculada a una larga vida

Estudios han demostrado que sustituir tan solo 30 minutos sentados con actividad física moderada podría reducir el riesgo de sufrir una muerte prematura en aproximadamente un 17 por ciento. Reemplazar este tiempo de sedentarismo con ejercicios que aumenten el pulso cardíaco como correr o andar en bicicleta, reduce notablemente la posibilidad de padecer una grave afección en un futuro. Incluso ráfagas breves de movimientos se han vinculado a grandes beneficios de salud a largo plazo.

Entonces, si tienes un trabajo de escritorio o un estilo de vida que implica pasar largas horas sentado, puedes disminuir hasta en un 35 por ciento el peligro de muerte prematura si realizar ejercicio con frecuencia, durante el tiempo que desees y según te permita tu capacidad. Ya sea que elijas tomar una clase de spinning de alta intensidad o salir a caminar.

Permanecer sentados por largas horas es nocivo para la salud

El Centro para la Prevención y Control de Enfermedades CDC afirma que uno de cada cuatro adultos pasa más de ocho horas al día sentado. Además, alrededor del 40 por ciento de los adultos no muestran preocupación por realizar actividad física. Estos dos comportamientos juntos pueden llegar a ser letales. De hecho, un estilo de vida sedentaria se ha vinculado con múltiples riesgos de salud como:

  • obesidad
  • hipertensión
  • altas cantidades de azúcar en la sangre
  • niveles altos de colesterol
  • ataque cardíaco
  • accidente cerebrovascular
  • muerte prematura

Esto se debe a que cuando permanecemos sentados por periodos prolongados de tiempo nuestro metabolismo permanece dormido. Gastamos menos energía, lo que lleva a una acumulación de energía que al no ser tratada se transforma en grasa. Esto desencadena un aumento de estrés, mayor presión sanguínea y azúcar en la sangre, lo que incrementa el riesgo de enfermedades crónicas.

Además de todo esto, al llevar un estilo de vida sedentario, nuestra sangre no es bombeada correctamente y de forma constante en todo el cuerpo. Esto puede causar que nuestras piernas se hinchen y desarrollen venas varicosas y coágulos de sangre.

Al cuerpo le gusta el ejercicio, fue diseñado para levantarse y ponerse en movimiento. Cuando realizamos actividad física aumentamos nuestra fuerza muscular y salud cardiovascular al mismo tiempo que reducimos las probabilidades de desarrollar muchas enfermedades como el cáncer y diabetes. El ejercicio también puede mejorar nuestro estado de ánimo en general, minimizar los niveles de estrés y, en última instancia, prolongar nuestra vida.

El clave para lograr todo lo anterior es levantarnos y movernos al menos una vez cada hora en una jornada laboral de ocho horas continuas para revertir lo efectos del sedentarismo. Ten presente que, incluso realizar actividad física ligera trae consigo muchos más beneficios que permanecer inmóviles. Y aún hay más buenas noticias: no necesitas una membresía en un gimnasio de lujo para sacarle provecho al ejercicio. Si tienes un trabajo de escritorio, haz el esfuerzo para levantarte cada una o dos horas y dedica unos minutos a caminar o hacer estiramientos.

30 minutos de ejercicio al día contrarrestan un día sentados.

En Hospitales CMQ fomentamos que nuestros pacientes y compañeros de trabajo realicen ejercicios y estiramientos ligeros de vez en cuando como sentadillas, abdominales o flexiones. Esto es realmente todo lo necesario para poner en movimiento a los músculos y hacer que la sangre fluya correctamente. Sin mencionar que retirarse por unos cuantos minutos del escritorio o mesa de trabajo mejora la concentración, relajación y el enfoque.

Permanecer sentados por largos periodos de tiempo aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, obesidad, hipertensión y muerte prematura. Sin embargo, investigaciones señalan que realizar tan solo 30 minutos de actividad física al día puede compensar los peligros para la salud asociados con una vida sedentaria e incluso puede prolongar la vida.




X
  • Ubicación