Liposucción

Liposucción

La cirugía de liposucción, conocida como lipo por los pacientes, es una técnica cosmética que otorga forma a específicas áreas del cuerpo removiendo los excesos de grasa y mejorando la apariencia y contorno de la silueta corporal. Usualmente se realiza en el abdomen, caderas, glúteos, muslos, brazos y cuello. Uno de los mayores errores de los pacientes que se someten a este procedimiento es suponer que perderán peso. Sin embargo, el principal objetivo de esta cirugía es contribuir a mejorar la simetría estética y aumentar la confianza en la propia imagen.

Pros y Contras de la Cirugía de Liposucción

Pros:

  • Una sola intervención puede ser suficiente para lograr los objetivos deseados.
  • Es posible tratar múltiples áreas en una cirugía.
  • Elimina permanentemente las células de grasa, haciendo imposible que se regeneren o crezcan nuevamente.  
  • Resultados más efectivos y predecibles que otros tratamientos no invasivos.

Contras:

  • No es un tratamiento para la obesidad o sobrepeso. Ni un sustituto de una buena alimentación o ejercicio.
  • Esta técnica no elimina la celulitis o piel suelta.
  • Como cualquier cirugía, puede llegar a presentar riesgos de infección y reacciones adversas a la anestesia.
  • Se pueden presentar cicatrices e irregularidades por la mala elasticidad de la piel.

¿Es usted candidato para este procedimiento?

Si la grasa acumulada en su cuerpo no responde a dietas o ejercicios, la liposucción puede ser adecuada para usted. En general, dentro de los futuros candidatos se debe valorar:

  • Si se encuentra dentro de su peso ideal y cuenta con piel firme y elástica.
  • Buena salud, sin una enfermedad o condición médica que pueda afectar su recuperación.
  • Cuenta con un buen tono de músculo en las áreas a tratar.
  • Si tiene en mente objetivos específicos y alcanzables para la apariencia de su cuerpo.
X
  • Ubicación