¿Qué es la enfermedad del Dengue? Conoce todo sobre sus síntomas, tratamiento y prevención

Enfermedad del Dengue, un problema de salud pública a nivel mundial

La enfermedad del dengue se origina cuando un virus de la familia de los «Flavivirus» entra a nuestro cuerpo mediante el piquete de un mosquito. Así mismo, esta infección viral es transmitida principalmente por mosquitos hembras de la familia Aedes aegypti. Este tipo de mosquitos se caracterizan por tener bandas blancas o patrones de escamas en sus patas y tórax. Como resultado de esta picadura se presenta fiebre alta, intensos dolores de cabeza, dolor muscular, náuseas, vómitos, entre otros síntomas. Sin embargo, el dengue puede agravarse y generar el ya conocido dengue hemorrágico.

Mosquito del Dengue

A partir de las últimas décadas, ha aumentado la incidencia de dengue en el mundo. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, se producen mundialmente 390 millones de infecciones por dengue cada año. Igualmente, el dengue se caracteriza por su aparición en zonas tropicales y subtropicales con un aumento de brotes en época de lluvias. No obstante, su transmisión ha ido en aumento también en zonas urbanas.

¿Sabías qué el mosquito transmisor del dengue también transmite chikungunya y el virus del Zika?

Los factores que aumentan el riesgo de contraer el dengue o una forma más grave de la enfermedad comprenden:

  • Vivir o viajar a regiones tropicales. Estar en regiones tropicales y subtropicales aumentan el riesgo de exposición al virus que causa el dengue. De igual forma, las regiones de alto riesgo son, en particular, el sudeste asiático, las islas del pacífico, América Latina y el Caribe.
  • Una infección anterior por el virus del dengue. Una infección anterior por virus del dengue aumenta el riesgo de padecer síntomas graves si vuelves a contraer la enfermedad del dengue.

Acerca del Mosquito Aedes Aegypti

Vive en hábitats tropicales y urbanos y se reproduce principalmente en recipientes artificiales. En cambio a otro tipo de mosquitos, este se alimenta durante el día. Sobre todo, los períodos en que se intensifican las picaduras del aedes aegypti son durante el principio de la mañana y en el atardecer, antes de que oscurezca. En cada período de alimentación, el mosquito hembra pica a muchas personas. Los huevecillos del mosquito Aedes aegypti pueden permanecer secos en sus lugares de cría durante más de un año y eclosionar al entrar en contacto con el agua.

¿Cómo se contagia el Dengue?

En primer lugar, el Aedes aegypti y el Aedes albopictus son los mosquitos transmisores del dengue. Aún así, las hembras Aedes aegypti son la principal fuente de transmisión de la enfermedad del dengue. Esta especie pica a una persona infectada e ingiere la sangre con el virus del dengue, el cual tiene un período de incubación de 8 a 12 días. Posteriormente, el mosquito comienza a transmitir el virus picando a otras personas. De esta forma, la persona infectada puede presentar síntomas de 2 a 7 días después de la picadura.

Cabe destacar que el dengue es contagioso por la picadura de un mosquito y no se transmite de persona a persona, sino cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras.

¿Cuáles son los Tipos de Dengue?

Se reconocen cuatro serotipos distintos del virus del dengue: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4. Además, estos serotipos del dengue están estrechamente relacionados y pertenecen al género Flavivirus, familia Flaviviridae. No obstante, las nuevas definiciones establecidas por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, dividen la enfermedad del dengue como:

  • El dengue clásico o dengue no grave, que no suele presentar muchas complicaciones, ya que el organismo tiende a recuperarse por completo con los cuidados adecuados. Así mismo, el dengue clásico se divide en dos subgrupos.
    • Dengue sin signos de alarma.
    • Dengue con signos de alarma: Se caracteriza por dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, acumulación de líquidos, sangrado de mucosas, agitación, disminución de plaquetas.

Las personas con dengue sin signos de alarma y con signos de alarma pueden desarrollar dengue grave.

  • El dengue hemorrágico (también conocido como dengue grave), cuyo período de incubación es de entre cinco y ocho días. Al contrario del tipo clásico, es una manifestación grave y puede causar la muerte del paciente. En este caso, pueden aparecer síntomas como taquicardias, dolor en los huesos, hemorragias, alteración de la presión arterial, insuficiencia circulatoria o deshidratación.

El dengue hemorrágico, fue identificado por primera vez en los años cincuenta del siglo pasado durante una epidemia de la enfermedad del dengue. Actualmente, se ha convertido en una de las causas principales de hospitalización y muerte en niños y adultos de las regiones afectadas.

Cuando una persona se recupera de la infección adquiere inmunidad de por vida contra el serotipo en particular causante de la enfermedad del dengue. Pero, la inmunidad cruzada de los otros serotipos es parcial y temporal. En consecuencia, las infecciones secundarias causadas por otros serotipos aumentan el riesgo de padecer dengue grave.

Síntomas del Dengue

El dengue es una enfermedad de tipo gripal que afecta a bebés, niños pequeños y adultos, pero raras veces resulta mortal. En primer lugar, cuando los síntomas se presentan, por lo general comienzan entre dos y siete días después de la picadura de un mosquito infectado. Al comienzo de los síntomas, el dengue provoca fiebre alta, de 40 °C (104 °F), y, por lo menos, dos de los síntomas que se indican a continuación:

  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en los músculos, los huesos y las articulaciones.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor detrás de los ojos.
  • Glándulas inflamadas.
  • Erupción cutánea.

La mayoría de las personas se recuperan en aproximadamente una semana. Mientras tanto, en algunos casos los síntomas empeoran y pueden ser potencialmente mortales.

Síntomas del Dengue Hemorrágico

Los síntomas del dengue hemorrágico se presentan entre 3 y 7 días después de los primeros síntomas y se acompañan de un descenso de la temperatura corporal (menos de 38 °C). Así mismo, otros signos y síntomas del dengue grave que pueden causar una urgencia severa son los siguientes:

  • Dolor abdominal intenso.
  • Vómitos constantes.
  • Sangrado de encías o nariz.
  • Sangre en la orina, las heces o el vómito.
  • Sangrado debajo de la piel, que podría tener el aspecto de un moretón.
  • Dificultad para respirar o respiración rápida.
  • Piel fría o húmeda.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad o desasosiego.

Síntomas del Dengue en niños

Los síntomas del dengue suelen ser leves en los niños pequeños y en quienes padecen la enfermedad por primera vez. A pesar de esto, los niños quienes ya hayan padecido la infección previamente pueden tener síntomas de moderados a graves. Además de los signos y síntomas previamente mencionados, otros podrían ser:

  • Dolor detrás de los ojos.
  • Sarpullido en el tórax y extremidades.
  • Sangrado leve en la nariz.

¿Cuáles son las etapas del dengue?

El virus del dengue tiene un período de incubación que dura entre 3 y 15 días. Sin embargo, la mayoría de las veces oscila entre 5 a 7 días. Así mismo, se caracteriza por tres etapas: febril, crítica y de recuperación. 

  • Etapa febril: suele durar de 2 a 7 días.
  • Etapa crítica: esta fase comienza al finalizar la etapa febril y dura de 24 a 48 horas, generalmente se presenta del día 5 al día 7. La mayoría de los pacientes mejoran durante la fase crítica, aunque algunos pueden desarrollar dengue grave o hemorrágico.
  • Etapa de recuperación: la etapa de recuperación suele comenzar después del día 7. Durante esta fase, el paciente presenta una mejoría. Además, el recuento de glóbulos blancos y plaquetas comienza a aumentar.
Etapas Carácteristicas Complicaciones
Etapa febril Durante esta fase las personas infectadas desarrollan fiebre alta. Tiene una duración de 2 a 7 días y suele acompañarse por dolor corporal, dolor retro-ocular y dolor de cabeza. Además, es posible que se presenten complicaciones hemorrágicas en la piel debido a la fiebre alta. Las personas suelen mejorar una vez que la fiebre es controlada.

Algunos problemas que pueden presentarse en la fase febril son:

  • deshidratación
  • trastornos neurológicos
  • convulsiones (en niños pequeños)
Etapa crítica En la mayoría de los casos, la fase crítica se presenta en un pequeño porcentaje. El progreso a esta fase ocurre en los días 3 ó 5 de la enfermedad. Como resultado, la temperatura desciende a 37.5 °C o menos y se mantiene por debajo de este nivel, aumentando la producción de glóbulos rojos y desencadenando una enfermedad pulmonar o cardíaca.

Problemas que pueden presentarse durante la fase crítica:

  • hemorragias
  • compromiso serio de órganos
  • derrame
  • síndrome de shock
Etapa de recuperación Después de la fase crítica, la cual no excede las 48 a 72 horas, sigue la fase de recuperación. Durante esta fase, existe una mejoría general, se recupera el apetito, mejoran los síntomas gastrointestinales y se elimina por completo la fiebre.

¿Qué pruebas se aplican para detectar el dengue?

Las pruebas para detectar dengue buscan antígenos y anticuerpos del virus del dengue en tu sangre. Por consiguiente, estas pruebas se utilizan para averiguar si una persona se ha infectado con el virus del dengue. Dichas pruebas se realizan si tu médico sospecha que presentas una infección debido a tus síntomas y a viajes recientes que hayas realizado a lugares con alto riesgo. Actualmente, es común que se utilice una combinación de pruebas de sangre para diagnosticar una infección por dengue, entre las cuales se incluyen:

  • Dengue por PCR: Confirmación del diagnóstico por virus del dengue. Es útil a partir de las primeras 72 horas después del inicio de los síntomas. 
  • Detección del antígeno NS1: El antígeno NS1 se encuentra en altas concentraciones durante la primera etapa del dengue. Asimismo, es encontrado en personas infectadas por primera o segunda vez a partir del primer día, y hasta nueve días después de presentar fiebre.
  • Detección de anticuerpos IgM e IgG: La infección primaria del dengue provoca anticuerpos IgM en un nivel detectable en los días 3 a 5 después del inicio de la fiebre. Mientras tanto, los anticuerpos IgG aparecen en el día 14 y persisten de por vida. 

Durante la prueba, el técnico del laboratorio toma una muestra de sangre de una vena de tu brazo. Después de insertar la aguja, extrae un poco de sangre y la coloca en un tubo de ensayo o frasco. Probablemente sientas una molestia leve cuando la aguja se introduce o se retira del brazo, pero el procedimiento suele durar menos de cinco minutos.

Tratamiento del Dengue

Dengue Clásico sin signos de alarma

Al no existir un tratamiento específico para curar el dengue, este dependerá de los síntomas que presentes y así mismo, de tu gravedad.  En primer lugar, para el dengue clásico sin signos de alarma el tratamiento se enfoca en que la persona infectada repose en cama. Así mismo, es importante que ingiera abundantes líquidos, tome Paracetamol para controlar la fiebre y el dolor muscular, y si presenta diarrea que se tome Loperamida e Hidrasec. Aún así, se debe de monitorear de forma cercana si aparecen signos de alarma tales como: dolor abdominal intenso, vómito abundante y frecuente, signos de sangrado, irritabilidad y/o somnolencia. En caso de tener alguno de estos síntomas, será necesario acudir al doctor.

Dengue Hemorrágico

Por otra parte, para el tratamiento del dengue hemorrágico se indica el reposo en casa, abundante ingesta de líquidos y paracetamol para el dolor y la fiebre. No obstante, es posible que estos pacientes deban ser evaluados de forma diaria como medida preventiva de los signos de alarma que pueden presentarse. Del mismo modo, si se presenta dolor abdominal y sangrado intenso, se debe de hospitalizar de inmediato. Durante la hospitalización, el tratamiento se enfoca en monitorear los niveles de plaquetas, administrar vía intravenosa solución salina, multivitaminicos y paracetamol. En caso de que los niveles de plaquetas se encuentren muy bajos, se necesitarán transfusiones de sangre.

Para monitorear la evolución de una infección por Dengue Hemorrágico, será necesario tomar un examen de plaquetas en un laboratorio todos los días. Con este examen, habrá que vigilar que el nivel de plaquetas no disminuya por debajo de 60,000. Si esto sucede, el paciente tendría que ser hospitalizado inmediatamente.

¿Cómo prevenir el dengue?

Es posible prevenir esta enfermedad evitando la reproducción del vector y la exposición a éste, siguiendo las recomendaciones del Sector Salud:

  • Lava con jabón y cepillo cubetas, piletas, tinacos, cisternas y cualquier recipiente que pueda servir para acumular agua.
  • Tapa todo recipiente en el que almacenes agua
  • Voltea cualquier objeto en el que se pueda acumular agua
  • Tira botellas, llantas o trastes que ya no utilizas y pueda servir de criaderos del mosquito

Algunas otras estrategias para controlar y/o prevenir la transmisión del virus del dengue incluyen:

  • Eliminar desechos de forma constante.
  • Cubrir, vaciar y limpiar semanalmente los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico.
  • Utilizar protección personal en el hogar, como mosquiteros en las ventanas, ropa de manga larga, insecticidas, etc.
  • Fumigar durante los meses de brote epidémico.

Cuándo consultar al médico por síntomas de la enfermedad del dengue

Dirígete a tu hospital más cercano (CMQ Centro, CMQ Premiere y CMQ Riviera Nayarit) si presentas síntomas de urgencia, como dolor abdominal intenso, vómitos, dificultad para respirar o sangre en nariz, encías, vómito o en las heces. Así mismo, si tienes fiebre y síntomas frecuentes del dengue más leves:

  • Permanece en casa.
  • Descansa tanto como puedas.
  • Toma paracetamol para controlar la fiebre y aliviar el dolor.
  • ¡No tomes aspirina ni ibuprofeno!
  • Bebe muchos líquidos como agua o bebidas con electrolitos para que permanezcas hidratado.

Preguntas Frecuentes sobre la enfermedad del dengue

El dengue, es una enfermedad infecciosa causada por un virus llamado Flavivirus y transmitido por mosquitos hembras de la familia Aedes aegypti. Ciertamente, este tipo de mosquitos se caracterizan por tener bandas blancas o patrones de escamas en sus patas y tórax. De acuerdo a la OMS, los primeros registros de esta enfermedad se hicieron en Asia, África y Norteamérica en 1780. En México, los primeros reportes de dengue se registraron en 1941, con 6,955 casos en la república. Actualmente existe un incremento alarmante de la enfermedad.

En realidad, es imposible el contagio directo entre humanos, la única manera de que una persona adquiera esta enfermedad es a través de la picadura de un mosco infectado con el virus del dengue. Es decir, es necesario que haya picado primero a una persona enferma de dengue, y que posteriormente pique a una persona sana, a la cual le transmitirá la infección.

El dengue se caracteriza por iniciar con una fiebre muy alta y dolor intenso de cabeza. Así mismo, se puede acompañar de:

  • Dolor de huesos.
  • Dolor de músculos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor ocular
  • Erupciones en la piel.

La enfermedad del dengue puede durar hasta 15 días y tiene la capacidad de complicarse y llegar a causar el conocido dengue hemorrágico o dengue grave.

La temporada de alta transmisión del dengue en México inicia en junio, junto con la temporada de lluvias. De esta forma, alcanza su máximo auge en los meses de agosto y septiembre, y finaliza en noviembre y diciembre.

El dengue hemorrágico (dengue grave) es el más peligroso. En primer lugar, esto se debe a que cerca de 1 de cada 20 personas que se enferman con dengue presentan dengue hemorrágico. Aunado a esto, este tipo de infección puede causar shock, hemorragia interna e incluso la muerte. Finalmente, es más probable que presentes dengue hemorrágico si ya has tenido una infección por dengue anteriormente. Lamentablemente, los bebés y las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de presentar dengue grave.

Los signos de advertencia del dengue hemorrágico generalmente comienzan en las 24 a 48 horas después de que haya desaparecido la fiebre. Por esta razón, si presentas cualquiera de los siguientes síntomas, inmediatamente acude a tu hospital más cercano:

  • Dolor o sensibilidad en el estómago.
  • Vómitos (al menos 3 veces en 24 horas).
  • Sangrado por la nariz o las encías.
  • Vómitos con sangre o sangre en las heces.
  • Sensación de cansancio, inquietud o irritabilidad.

No existe una cura específica para el dengue. El tratamiento se enfoca en mitigar y controlar los síntomas, y varía dependiendo de los mismos. Por dicha razón, es probable que tu tratamiento se enfoque en aliviar los síntomas del dengue. Por consiguiente, será necesario guardar reposo, tomar abundantes líquidos y paracetamol. Sin embargo, en casos de gravedad, se requiere hospitalización.

Primero, si presentas síntomas de la enfermedad del dengue, debes acudir de inmediato a tu centro de salud u hospital más cercano. Jamás debes automedicarte, ya que existen medicamentos que pueden complicar la enfermedad y causar incluso la muerte. Por ejemplo la aspirina tiene un efecto anticoagulante (evita la formación de coágulos en la sangre). Por lo tanto, en caso de tener dengue grave o hemorrágico, la aspirina aumenta el riesgo de muerte. En niños menores de 12 años de edad, se puede presentar sangrado y el Síndrome de Reye.

Sí, el dengue se transmite por medio de la picadura de un mosquito infectado. De esta forma, las mujeres embarazadas pueden adquirir dengue y pasar el virus al feto durante el embarazo. Si el feto es contagiado por el dengue puede tener efectos dañinos que incluyen la muerte del feto, desnutrición al nacer y/o parto prematuro.

Sí, efectivamente. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud se ha autorizado una vacuna contra el dengue en ciertos países del mundo. Dicha vacuna de nombre Dengvaxia (CYD-TDV) fue desarrollada por Sanofi Pasteur. Por consiguiente, en el año 2015, la vacuna CYD-TDV fue autorizada para comercialización en México. También, se aprobó para uso en personas de 9 a 45 años que viven en zonas endémicas del país.

  • ¿Para quién es esta vacuna? La OMS recomienda esta vacuna para personas de 9 a 45 años. Además, recomienda que la vacuna Dengvaxia sea utilizada únicamente en personas previamente diagnosticadas con la enfermedad del dengue. Ciertamente, esto es de suma importancia, ya que las personas que no presentan la infección y son vacunadas contra el dengue, pueden correr el riesgo de desarrollar dengue hemorrágico si se contagian de dengue posterior a la vacuna. Esta vacuna se administra en una serie de tres dosis en intervalos de seis meses: al inicio, a los 6 meses y a los 12 meses.
  • ¿La vacuna contra el dengue es efectiva? La vacuna contra el dengue demostró ser eficaz en diversos estudios y ensayos. En consecuencia, su efectividad durante estos estudios fue del 59,2% para el dengue y del 79,1% para el dengue hemorrágico.
  • ¿Cuáles son algunos de los efectos secundarios de la vacuna del dengue? Ciertos efectos secundarios o complicaciones que se pueden presentar posterior a la vacuna contra el dengue incluyen dolores de cabeza, dolores musculares, y dolor en el lugar de la inyección.
  • ¿Cuál es el costo aproximado de la vacuna contra el dengue? En México, el costo de la vacuna contra el dengue oscila de $2,800.00 a $4,500.00 pesos Mexicanos. Sin embargo, este precio depende de la demanda, disponibilidad, y el lugar donde se compre la vacuna Dengvaxia (CYD-TDV).
  • ¿Cuánto tiempo dura la efectividad de la vacuna contra el dengue? Aunque no se cuenta con información definitiva sobre cuánto tiempo estarás protegido de la enfermedad del denge después de ser vacunado; se conocen ciertos datos de interés. En primer lugar, esta vacuna es más efectiva una vez que hayan pasado 28 días posterior a la puesta de la vacuna. En segundo lugar, estarás protegido contra la enfermedad del dengue durante al menos tres años, tal vez incluso por más tiempo.

El Dengue, Zika y Chikungunya, son enfermedades virales provocadas por la picadura de un mismo mosquito. Debido a esto, las tres infecciones tienen síntomas en común como fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y de articulaciones, y malestar en general. No obstante, se diferencian por:

Dengue Zika Chinkungunya
Virus Flavivirus Flavivirus Alfavirus ARN
Mosquito Familia Aedes aegypti y Aedes albopictus Aedes aegypti  Familia Aedes aegypti y Aedes albopictus
Período de incubación 4 – 7 días 3 – 12 días 3 – 7 días
Síntomas
  • Fiebre alta.
  • Mareo.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Debilidad.
  • Manchas rojas en la piel.
  • Dolor de ojos.
  • Sangrado de nariz y encías.
  • Fiebre baja.
  • Dolor de espalda.
  • Salpullido.
  • Intolerancia a la luz.
  • Dolor muscular.
  • Aftas.
  • Erupciones con puntos blancos y rojos en la piel.
  • Picazón.
  • Fiebre alta.
  • Dolor articular severo en pies y manos.
  • Náuseas.
  • Salpullido.
  • Dolor de cabeza.
  • Manchas rojas.
  • Conjuntivitis (aparece entre 3 y 12 días después de la picadura).
Aparición de los síntomas 2 – 7 días posterior a la picadura del mosquito. 2 – 7 días posterior a la picadura del mosquito. 4 – 8 días posterior a la picadura del mosquito.
Complicaciones
  • Dengue hemorrágico o dengue grave.
  • Puede haber compromiso de órganos como pulmones, corazón, hígado, riñones y el sistema nervioso central.
  • Complicaciones neurológicas.
  • Debilidad muscular.
  • Síndrome de Guillain-Barré.
  • Las complicaciones no son frecuentes.
  • Dolor intenso por meses o años.
Tratamiento
  • En síntomas leves: analgésicos, paracetamol e hidratación oral.
  • En dengue grave: administración de medicamentos y líquidos vía venosa.
  • Reposo.
  • Hidratación.
  • Analgésicos para controlar el dolor.
El tratamiento depende de los síntomas, pero en general se recomiendan analgésicos y líquidos.