Cirugía de Columna

Cirugía de Columna

Cuando todos los recursos se agotaron y las dolencias de la columna comienzan a afectar y a condicionar la calidad de vida produciendo entumecimiento, hormigueo o debilidad, es momento de valorar junto con su médico, una intervención quirúrgica. La cirugía de columna, se trata de un procedimiento para corregir problemas con los huesos de la columna (vértebras), los discos o los nervios de la parte inferior de la espalda. 

Se realiza haciendo una incisión sobre el área problema y se retira el hueso que cubre la médula espinal y el tejido que está causando presión sobre el nervio o la misma médula espinal. 

¿Cuándo es necesaria la Cirugía de Columna?

Esta cirugía debe considerarse como un último recurso después de repeler tratamientos menos invasivos como medicamentos antiinflamatorios, fisioterapia, dispositivos ortopédicos y ejercicio. Existen diversos síntomas de problemas que pueden requerir cirugía:

  • Dolor que se extiende desde la espalda hacia los glúteos o parte posterior del muslo. 
  • Dolor que interfiere con las actividades diarias. 
  • Debilidad en las piernas o en los pies. 
  • Entumecimiento de las piernas, pies o dedos de los pies. 
  • Pérdida del control del intestino o la vejiga. 

¿Existen riesgos o complicaciones?

La cirugía realizada cerca de la columna es un procedimiento delicado, en el que surgen complicaciones de distintos grados de gravedad:

  • Un problema común que puede presentarse después de una cirugía es la tromboflebitis. Una afección donde la vena se inflama a consecuencia de un coágulo. 
  • Al igual, pueden surgir complicaciones relacionadas con los pulmones, como una respiración anormal e infección. Esto se debe a los medicamentos anestésicos y a los períodos prolongados de descanso en cama. 
  • Otras complicaciones pueden incluir: Infección por el desplazamiento del implante o dolor persistente. 
X
  • Ubicación