Virus del Papiloma Humano: ¿cómo detectarlo?

¿Qué es el VPH?

El virus del papiloma humano o VPH, es una de las enfermedades de transmisión sexual ETS más comunes en el mundo. La infección por VPH de tipo oncogénico, es el factor que más contribuye al desarrollo de cáncer de cuello uterino—el cáncer más frecuente en mujeres y en países en vías de desarrollo, es la segunda causa más usual de muerte por cáncer.

Prevención del Virus del Papiloma Humano

El mecanismo de transmisión del VPH a diferencia de otras ETS se transmite mediante la fricción con áreas infectadas y no por secreciones como el semen o la sangre. Una prueba Pap, también conocida como Papanicolaou, es un examen utilizado para detectar células cancerosas en el cérvix. Para las mujeres de más de 30 años, el papanicolaou es utilizado para localizar si se presenta el virus del papiloma humano. Sin embargo, guías de práctica clínica, sugieren que el primer examen de Pap debe ser dentro de los tres años posteriores a la primera relación sexual. Se recomienda que las mujeres de entre 21 y 65 años repitan la prueba cada dos o tres años.

Algunos métodos de prevención son:

  • Vacuna contra el VPH. Se recomienda aplicar la vacuna antes de comenzar la vida sexual para ser más efectiva, actualmente se ha establecido la edad de 11-12 años.
  • Protección durante las relaciones sexuales. Uso de un condón, aunque no garantiza una protección del 100%, el único método seguro es la abstinencia sexual.
  • Reducir el número de parejas sexuales para disminuir el riesgo de contagio.

Signos y síntomas de VPH

¿Sabías que cerca de la mitad de las personas sexualmente activas serán infectadas por el virus?

El virus del papiloma humano en sí no causa ningún síntoma, sin embargo, estos se hacen presentes cuando la infección ya ha causado graves problemas. En la mayoría de los casos, el sistema inmunitario es capaz de derrotar una infección de VPH en un tiempo de dos años. Las infecciones que no sean eliminadas, necesitarán tratamiento médico.

Algunos signos que causa el VPH son:

  • Verrugas genitales: aparecen en zonas genitales como un pequeño granito o grupos de dos o más granitos.
  • Cáncer de cuello uterino: no presenta síntomas hasta en sus etapas más avanzadas; es importante acudir constantemente a chequeos médicos una vez comenzada la vida sexualmente activa.

Factores de Riesgo

  • Cantidad de parejas sexuales. Entre mayor sea la cantidad de parejas sexuales, es más probable contraer VPH. Al igual, mantener relaciones sexuales con una pareja que anteriormente tuvo muchas parejas sexuales aumenta el riesgo.
  • Edad. Las verrugas genitales se presentan mayormente en adolescentes y adultos jóvenes.
  • Sistema inmune débil. Personas con sistemas inmunitarios debilitados presentan mayor riesgo de desarrollar infecciones por VPH. El sistema inmune puede debilitarse por VIH/SIDA o personas inmunocomprometidas, aquellas que recibieron trasplantes de órganos, en especial del riñón.
  • Contacto con la infección. Tocar las verrugas de otra persona o no utilizar protección al entrar en contacto con superficies expuestas al VPH puede aumentar el riesgo.

¿Cuáles son las causas del VPH?

El agente causal de esta infección es el virus del papiloma humano, perteneciente a la familia de los papillomaviridae, de los cuales hasta ahora se han reconocido más de 100 tipos. Alrededor de 40 de estos tipos de virus, infectan la piel y el área genital (vulva, vagina, cuello uterino, recto, ano, pene y escroto), así como boca y garganta.

Como se mencionó con anterioridad, la mayor parte de las infecciones genitales por VPH son inofensivas y desaparecen solas. Sin embargo, existen algunos tipos que producen ciertas anomalías:

  • Los tipos 6 y 11 de VPH causan la mayoría de verrugas genitales; son de bajo riesgo, ya que no provoca cáncer ni otros problemas graves de salud.
  • Al menos una docena de tipos de VPH provocan cáncer, en particular los tipos 16 y 18. A estos se les denomina VPH de alto riesgo.

¿Existen complicaciones por VPH?

Una infección por el virus del papiloma humano es causante del cáncer de cuello uterino, el segundo cáncer más común en mujeres de México, seguido del cáncer de seno. Sin embargo, tener una infección por VPH no significa que se tenga cáncer de cuello uterino o que se vaya a padecer más adelante, de hecho, la mayoría de los tipos de infecciones por VPH no causan cáncer. Las mujeres pueden protegerse del cáncer de cuello uterino realizando pruebas de Papanicolaou con regularidad y recibiendo

Preparación para una consulta con el especialista en VPH

Puedes asistir al ginecólogo para una evaluación preventiva, para esto no hay preparativos especiales antes de la consulta. Sin embargo, si has programado un examen de citología cervical para la misma consulta, es importante que cumplas con las siguientes especificaciones:

  • Adecuada higiene personal
  • No tener sexo 48 horas antes de la consulta
  • No usar tampones, espumas vaginales, duchas vaginales o medicamentos vaginales los días anteriores
  • No estar en período menstrual

Exámenes y estudios de diagnóstico

El diagnóstico se realiza a través de pruebas biomoleculares, como la determinación del ADN del VPH, la inspección visual con solución de ácido acético y con citología cervical—prueba de papanicolaou—, el tipo de detección más utilizado en el país.

Tratamiento médico para el Virus del Papiloma Humano

La infección por VPH no tiene cura ni tratamiento definitivo para erradicarlo. Sin embargo, la mayoría de las veces el cuerpo se encarga de combatir el virus por sí mismo. Al igual, existen tratamientos disponibles para los problemas de salud que acompañan al VPH, como las verrugas genitales, los cambios cervicales y el cáncer cervical. En ocasiones, el virus puede permanecer en tu cuerpo incluso después de haber recibido tratamiento. Esto significa que aún puedes transmitir el VPH a tus parejas sexuales.

Consejos para mantenerte saludable y evitar el contagio del virus del VPH:

  • Evita el contacto sexual con una persona infectada
  • Vacúnate contra el VPH
  • Usa condones cada vez que tengas sexo vaginal, anal u oral

Vida con VPH

La infección Del virus del papiloma humano VPH, es una infección asintomática, por lo que es complicado tomar medidas. No obstante, debes tener un correcto control médico si presentas verrugas genitales, esto con el fin de recibir un tratamiento específico y oportuno.

X
  • Ubicación