Cirugía del Manguito Rotador

Cirugía del Manguito Rotador

El manguito de los rotador es un grupo de músculos y tendones responsables de la estabilidad articular del hombro que permiten que el movimiento sea preciso y coordinando. Cuando ocurre un desgarre o lesión, esta puede ser parcial o total pero si no se trata, con el tiempo se puede convertir en una rotura total. 

El riesgo para que se produzca un desgarre del manguito rotador se incrementa cuando existen calcificaciones que hacen que el tendón sea más rígido y frágil. Para reparar el desgarro del manguito rotador es necesaria una cirugía que consiste en controlar y evaluar el daño de la situación interna. Posteriormente, el cirujano procede a limpiar la articulación y eliminar los tejidos dañados fijando el tendón en el hueso con ayuda de metales y prótesis. Después de la cirugía, el hombro se debe mantener inmovilizado durante máximo seis semanas.

¿Cuándo es necesaria una cirugía?

La lesión del manguito rotador se puede producir por un traumatismo, creado por una caída sobre el brazo, esto genera tensión sobre el tendón y debido a la fricción, se presenta limitación y dolor significativo en el brazo.

Al igual, a menudo, se daña con el paso del tiempo, debido a un desgaste por el roce entre tendones y los huesos. Este movimiento puede causar inflamación crónica y degeneración. La cirugía es necesaria cuando se presenta una de estas dos posibilidades, aunque en varias ocasiones se pueden presentar al mismo tiempo. 

¿Existen riesgos o complicaciones?

Al ser un procedimiento quirúrgico, conlleva los riesgos del uso de anestesia y de la cirugía en general:

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos.
  • Problemas respiratorios.
  • Sangrado, coágulos de sangre e infección. 

De igual manera, existen complicaciones propias de la cirugía de manguito rotador:

  • En ocasiones la cirugía no consigue aliviar totalmente los síntomas y el dolor. 
  • Se puede producir un daño extra a un tendón, vaso sanguíneo o nervio.

X
  • Ubicación